La primera de Valtteri Bottas

0
268

Los que tuviesen alguna duda de la elección de Mercedes para ocupar el puesto de Nico Rosberg, se las habrán sacado después de 4 Grandes Premios, ya que la victoria de Valtteri Bottas en Sochi ha dejado claro que el finlandés es un digno compañero de equipo para Lewis Hamilton

 

Y fue precisamente Hamilton el primero en felicitar a Bottas, todo un detalle, muy deportivo por su parte, no poniendo ningún reparo a uno de los peores fines de semana que se le recuerdan al piloto británico. No dio pié con bola desde el viernes hasta el domingo, y tuvo que conformarse con una inesperada 4ª posición, por detrás de su nuevo compañero de equipo y de los dos Ferrari de Sebastien Vettel y Kimi Raikkonen.

Las primeras “sorpresas” empezaron el sábado, con la “pole” de Sebastien Vettel y el inesperado 1-2 de los Ferrari, con un “renacido” Kimi Raikkonen 2º, por delante de Valtteri Bottas, 3º, que ya empezaba en la clasificación a “robarle” la cartera a su jefe de filas, Lewis Hamilton, que se clasificó 4º para la parrilla de salida. Parrilla un poco “extraña”, pero que ponía más emoción a un mundial que, al menos por las 4 primeras carreras, no parece que vaya a ser como el del año pasado, con un dominio insultante de los Mercedes.

La salida decidió la carrera. Valtteri Bottas, desde la 3ª posición de la parrilla, salió como un poseso, superando antes de la primera curva a los 2 Ferrari que llevaba delante, haciéndose con la 1ª posición, dejando con la boca abierta a todo el mundo, controlando a partir de ése momento la carrera, demostrando que, aunque su actitud es la de un piloto discreto, que incluso no parece ambicioso, ni mucho menos “divo”, algo tiene el agua cuando la bendicen, y algo le habrán visto los de Mercedes para elegirle como sustituto de Nico Rosberg.

Lógicamente, todos esperaban una “reacción” de Lewis Hamilton para poner las cosas en su sitio, pero el británico tuvo uno de esos fines de semana grises que hasta los genios tienen a veces, y en ningún momento estuvo en condiciones de recuperar posiciones e, incluso, en todo momento vio lejos un puesto en el podio. Para colmo, el desdibujado Gran Premio de Hamilton coincidió con un Kimi Raikkonen entonado, cubriendo las espaldas de Sebastien Vettel que, aunque lo intentó, no puso superar a Valtteri Bottas, si bien su intento de alcanzar la 1ª posición no estuvo exento de polémica.

Y es que faltando 2 vueltas para el final, con Sebastien Vettel lanzado hacia la victoria, en su intento de caza del líder se encontró con varios doblados que, lejos de facilitarle la maniobra hicieron, voluntaria o involuntariamente, “trabajo de equipo” a favor de Valtteri Bottas, en especial el último doblado al que se enfrentó Vettel, Felipe Massa que, en una maniobra a todas luces antideportiva e innecesaria, le “abrió la puerta” al finlandés y se la “cerró” al alemán, ya en la última vuelta, permitiendo que Bottas se escapase unos metros que al final fueron decisivos. Vettel le dedicó a Massa una “peineta”, en lo que pareció la constatación de que entre ellos hay alguna “deuda” pendiente.

Primera victoria para Bottas, acompañado en el podio por Vettel, 2º, que con éste resultado es un poco más líder, con 86 puntos por 73 de Hamilton y 63 de Bottas, y por Raikkonen, 3º.

En cuanto a los españoles, un buen 10º puesto para Carlos Sainz, que poco más puede hacer con el monoplaza que tiene, mientras que más de lo mismo, o sea un drama, para Fernando Alonso, al que ésta vez le fue incluso peor que en las anteriores carreras, ya que en Rusia ni siquiera pudo ocupar su sitio en la parrilla de salida, dejándole su McLaren tirado antes de que empezase el Gran Premio. Menos mal que se “consuela” con Indianápolis.

La próxima cita será en España y, por mucho que “empuje” la afición, y por muy motivado que se pueda ver a Fernando Alonso en el circuito de casa, no esperan nada de él ni de su McLaren.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 10 =