Los frikis de las carreras, aquellos que ponemos por delante la física a los gráficos, siempre hemos tenido en la cabeza los juegos de simulación como una forma de disfrutar de la competición. Es más barata y  tan accesible como tomar un vaso de leche en tu casa a media noche, pero no ofrece las sensaciones de una competición real … o no las ofrecía.

En 1982, hace ya un millón de años, se inauguró la 12ª edición del Mundial de Fútbol en España con el partido Argentina-Bélgica. Un acontecimiento único que se celebra cada 4 años, y que consigue que la rotación de la tierra se detenga en los partidos más trascendentes. Durante ese año, en el que los españoles llegamos a ver a Naranjito como un hermano, nació Pole Position, de Namco, el primer juego de carreras, que inició una nueva saga para los juego-enfermos de las máquinas recreativas. Aquel “marcianitos de coches de fórmula 1”, era un entretenimiento más como el Tetris o como el Space Invaders, pero fue el primer paso del escalón para llegar, gracias a la tecnología, a lo que ahora son los simuladores de carreras, y en especial el iRacing. La cream de la cream de las carreras. La trufa blanca del Piamonte de la competición virtual. El secreto: ser un simulador de carreras top, no un simulador de conducción.

Pero ¿qué diferencia tanto a iRacing del resto de simuladores de carreras como Projet Cars, Assetto Corsa, el GT, el Forza, etc ?

Para empezar iRacing es un juego solo para ordenador, puedes jugar con un equipo Windows, Mac o Linux que tenga los requisitos mínimos recomendado por los desarrolladores. Lo más importante tener una tarjeta gráfica actualizada y a jugar, ya que iRacing está muy bien optimizado, es ligero y estable.

Otro detalle importante, muy importante, es que es un juego por el que pagas por jugar. iRacing ofrece suscripciones de uso de su simulador de carreras por dos años, un año, tres meses o un mes, con unos precios de entre 199 y 13 $. Generalmente las nuevas suscripciones están en oferta con descuentos del 50%. Si estás decidido, te recomendamos darte de alta con la suscripción para dos años, ya que es con la que más dinero ahorras. Sin embargo, si te apetece probar, por muy poco dinero y teniendo un ordenador, puedes conocer el juego y disfrutar de él con una suscripción de uno o tres meses. En poco tiempo, si eres un fucker-driver-parade, te encantará.

Cuando te das de alta en el juego tienes a tu disposición, 14 coches y 16 circuitos, y si quieres acceder a más vehículos y más pistas tendrás de pagar aproximadamente 12 € por cada uno.  Si quisieras tirar la casa por la ventana y comprar todo lo comprable como si fueras el tío Gilito, gastarías cerca de 3.000 €. Pero este desembolso no es en absoluto imprescindible ni necesario (ni esto ni 500 €), porque sólo con el Mazda MX5, que está incluido en el paquete básico del iRacing, y con los circuitos que este paquete incluye tienes para jugar unos cuantos meses. ¡Importante a tener en cuenta! el contenido del iRacing, coches y circuitos, están sacados del mundo real, así que iRacing no inventa nada.

 

En el iRacing siempre jugarás contra jugadores reales, pero podrás entrenar en solitario en cualquier circuito y con cualquier coche que tengas asociado a tu perfil. Las carreras se corren en horas determinadas, a en punto o a las medias,  y tendrás que apuntarte antes para participar, aunque solo sea 1 minuto antes. Si la parrilla está llena, no te preocupes, iRacing hará en la misma hora dos carreras o las que haga falta,  y nunca te quedarás sin correr, agrupando a sus competidores por su nivel. La entrada a los entrenamientos o a la clasificación es generalmente libre. iRacing clasifica sus competiciones o tus aficiones entre Carretera y Ovales, pero nunca te obligará a nada y podrás saltar de una competición a otra sin ningún problema. También podrás participar en carreras de resistencia con tus “más mejores amig@s”, con los que tendrás que realizar turnos y cambiar de piloto como en las mejores carreras del WEC.

Para competir en una prueba tendrás que tener unos requisitos determinados. Empiezas siendo un rookie y puedes ir subiendo de nivel o bajando según, sobre todo tu limpieza en las carreras en las que compites a lo largo de una temporada de 3 meses, en la que vas cambiado de circuito cada semana. Pero ojo ¡un rookie no puede correr una carrera con un GT!

Hasta ahora no te he dicho nada que diferencie mucho al iRacing de otros simuladores de carreras ¿o si? pero ahora viene lo bueno, lo que convierte a este simulador en un juego completamente diferente al resto; la seriedad de los participantes, ya que cada uno de ellos es clasificado públicamente en base a su comportamiento en carrera o a su habilidad. Si chocas, bajas de nivel, si te sales bajas de nivel, si te tocas con otros participantes bajas de nivel, si pisas lo verde bajas de nivel  …. Todo el mundo en el iRacing quiere hacer las cosas bien, sobre todo cuando se ha separado la paja del trigo en las carreras iniciales, porque el juego lo premia, y además, un usuario del iRacing, que paga una suscripción, se esfuerza mucho para ir subiendo de nivel con su actitud.

Algo que tienes que tener muy en cuenta es que debes de cambiar el chip en tu primera fase en el iRacing. Se acabó la mentalidad de tapar huecos a dolor, de lanzarse a lo loco en la última vuelta del circuito o de hacerte el Fernando Alonso en una salida con el McLaren, con el fin de remontar todas esas posiciones que por tiempo no son tuyas … solo con el único fin de quedar por delante del resto. En este juego, si quieres crecer debes de ser limpio, y en tus primeros inicios en el iRacing debes de ser fundamentalmente limpio, para poder ir subiendo de nivel, e ir jugando con pilotos que están en iRacing porque quieren carreras de verdad, no pachangas al Forza. ¡Mentalízate!

El alma de todo el juego lo son dos algoritmos que se caga la perra. El sistema iRating mide tus actuaciones como piloto en todas las carreras o clasificaciones, y el Safety Racing mide tu constancia, limpieza y cantidad de errores que vas cometiendo. iRacing premia el buen nivel y te hace correr con gente a tu altura. Esto se nota más a medida que creces en el juego como piloto. Además en iRacing no se permiten insultos entre participantes, o golpes intencionados y para estos casos pone a tus disposición un sistema de reclamación oficial en la zona de protestas del iRacing.

Este control del comportamiento, y esta valoración de tus cualidades y resultados es lo mejor del juego. Esto es lo que lo diferencia de otros simuladores y lo que nos encanta del iRacing. Un juego que no es el mejor gráficamente y que no tiene cambios en la climatología, pero .. ¿qué importa? ya que es el simulador más simulador del mundo mundial. Es el juego de ordenador que, sin dudas ni competencia, más se acerca a la realidad. En él que te sientes como un piloto de verdad en cuanto a sensaciones y con el que sientes un coche de carreras y vives una competición.

¿Estás listo para probar? Nosotros ya estamos en iRacing. Te esperamos!

Nota: Gracias al Grupo de Pilotos virtuales “Team Ciruelos” (Copo, Guachi, Geo, ShortDick, Moe, Rony y Lolo, el Ciruelo que inició todo esto) por su ayuda en mis inicios en el iRacing.