El circuito de Spa, uno de los más peligrosos del mundo se ha cobrado la vida del piloto francés Anthoine Hubert. Esta vez se produciría poco tiempo después de la salida, en la segunda vuelta de la carrera de Fórmula 2 disputada junto al Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1 el pasado 31 de agosto. 

Al poco de empezar, y una vez que la amalgama de coches superaba la temible curva Eau Rouge, el piloto francés Anthoine Hubert perdía la vida en un escalofriante accidente en el que se vio envuelto junto a los pilotos Giuliano Alesi y Juan Manuel Correa

Al parecer, Giuliano Alesi perdía el control de su coche obligando a Hubert a realizar una brusca maniobra que lo dirigiría directamente hacia las protecciones impactando a gran velocidad. Instantes después y sin poder evitarlo, Juan Manuel Correa impactaría de forma frontal contra el francés. Un accidente fatal que forzó la suspensión inmediata de la prueba.

A pesar de su rapidez, los servicios médicos no pudieron hacer nada por salvar la vida del piloto francés de 22 años que falleció en el hospital una hora después del brutal accidente. Alesi completamente ileso no requirió ingreso en el hospital mientras que Correa tuvo que ser sometido a una importante operación para la reconstrucción de sus piernas.

Adiós a una promesa de la Fórmula 2

Anthoine Hubert comenzó su andadura a bordo de los monoplaza en 2013 siendo campeón de F4 en su país natal. A lo largo de los años, Hubert fue escalando en la Fórmula Renault y en la GP3, donde fue campeón en 2018 con el equipo ART, tras conseguir dos triunfos y 10 podios en 18 pruebas.

Este año, era su primera temporada de F2 y había conseguido el triunfo en la carrera del domingo de Mónaco, así como en la de Paul Ricard, situándose en la octava posición del campeonato de F2.