Bugatti ha vuelto a batir un nuevo récord de velocidad con su modelo Chiron, consiguiendo con un prototipo una velocidad de, nada menos que, 490 km/h a manos del piloto de pruebas Andy Wallace en el circuito de Ehra-Lessien en Alemania. 

Este nuevo récord confirma lo que ya sabíamos, que Chiron es el modelo más rápido construido por la marca francesa convirtiéndose en el vehículo deportivo de producción más rápido el mundo homologado para circular por carretera. El Bugatti Chiron, sucesor del Veyron, se presentó en 2016 suponiendo una revolución tanto estética como mecánica y en diversas exhibiciones demostró de lo que era capaz de hacer.

Los 490km/h de velocidad máxima sitúan al Bugatti Chiron por delante del Koenigsegg Agera RS, un coche que hasta el momento contaba con un buen número de récords y que años atrás lograba unos 444 km/h que parecían insuperables. Ahora, vuelve a tener la pelota en su tejado.

Bugatti Chiron

Rozando los 500 km/h

Para conseguir la marca, el Bugatti Chiron completó una vuelta de calentamiento antes de hacer el intento definitivo. Posteriormente el piloto mantuvo el acelerador pisado a fondo para, primero superar la marca de 300 millas por hora (482,8 km/h) y luego parar el cuentakilómetros en los 490,484 km/h, la nueva cifra récord

Además del equipo de su ingeniería, Bugatti contó con el soporte de personal de Dallara y de Michelin, encargado de dotar al Chiron con unas Pilot Sport Cup 2 reforzadas para soportar 4.100 giros por minuto y asumir las cargas generadas a esa velocidad.

El Chiron que firmó el récord fue sometido a algunos retoques aerodinámicos y se equipó con algunas medidas de seguridad adicionales para el piloto.