La nueva dimensión de los coches de lujo llega de la mano del nuevo Mercedes-Benz Vision EQS, una potente berlina eléctrica que llegará al mercado en los próximos años para convertirse en el primer miembro de la nueva familia eléctrica. El lanzamiento de este nuevo prototipo supone una declaración de intenciones de la marca hacia una movilidad sostenible sin renunciar a las altas calidades de los modelos Mercedes-Benz.

Diseño innovador

El nuevo Mercedes-Benz Vision EQS cuenta con un diseño armonioso y potente que rompe con todo lo visto anteriormente. Con unas líneas mucho más suaves y aerodinámicas que miran al futuro, el exterior del nuevo Vision EQS cuenta con una elegancia innata que no pasa desapercibida.

Mercedes-Benz Vision EQS 2019Mercedes-Benz Vision EQS 2019

Los faros Digital Light, que ofrecen un número prácticamente infinito de configuraciones luminosa; el emblema de la marca, que adquiere gran protagonismo y la banda luminosa integrada en la zaga, son algunos de los elementos que le otorgan una presencia de lo más especial.

El Vision EQS cuenta, por primera vez, con una parrilla frontal digital compuesta por 188 LED individuales que ofrecen al conductor un nuevo nivel de precisión a la hora de la señalización de las maniobras.

Mercedes-Benz Vision EQS 2019

En su interior aguarda un espacio amplio y despejado, como debe ser en un coche del futuro. El conductor se encuentra ante un espacio en el que el tablero de instrumentos se funde con los elementos de adorno, dando como resultado un puesto de conducción de la más alta calidad y comodidad. El exclusivo ambiente que se respira en el interior del vehículo se debe a la cuidada selección de los elementos, entre los que se encuentran materiales sostenibles.

Puro dinamismo

El prototipo del Mercedes-Benz Vision EQS, y esperemos que también la versión de producción, cuenta con una potencia de 569 CV (350 kW) que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h gracias a dos potentes motores eléctricos ubicados en el suelo. El resultado es una conducción dinámica y segura gracia a la tracción integral eléctrica con distribución variable del par entre los ejes.

Con una autonomía de 700 km, el Mercedes-Benz EQS se aproxima a los coches convencionales, en cuanto a movilidad se refiere, permitiendo cargar su batería hasta el 80% en menos de 20 minutos.

Poco a poco, los coches eléctricos del futuro empiezan a ser parte de nuestro presente, ¿estás preparado para unirte a la revolución eléctrica a bordo del nuevo Mercedes-Benz Vision EQS?