Por primera vez, Audi ofrece a los conductores más exigentes la posibilidad de experimentar la conducción híbrida en un modelo de lujo que ofrece una autonomía eléctrica de 46 kilómetros y una velocidad máxima de 135 km/h. El Audi A8 L 60 TFSI e quattro, un modelo híbrido que ofrece una conducción casi silenciosa y sin emisiones para el día a día gracias a un sistema que ofrece una potencia de 330 kW (449 CV) y el par del sistema de 700 Nm (516,3 lb-ft).

Un motor de combustión y un potente motor eléctrico, la simbiosis perfecta

Un motor 3.0 TFSI es el encargado de generar propulsión al A8 L 60 TFSI e quattro, un motor V6 de inyección ofrece una potencia de 250 kW (340 CV) y 500 Nm (368,8 lb-ft) mientras que el motor eléctrico le proporciona una potencia de 100 kW y un par máximo de 350 Nm. Al mismo tiempo, 8 velocidades son las que se encargan de transmitir la potencia a las cuatro ruedas mediante la tracción integral permanente quattro.

La potencia eléctrica la suministra una batería de alta tensión, ubicada en el maletero, suministra una tensión de 385 V que alimenta el motor eléctrico. Durante la recuperación, funciona como alternador y devuelve corriente continua a la batería de iones de litio.

Con el objetivo de crear un modelo de lo más eficiente, el Audi A8 L 60 TFSI e quattro cuenta con un circuito de refrigeración que se encuentra conectado al sistema de aire acondicionado y al circuito de baja temperatura, que también incorpora el motor eléctrico y la electrónica de potencia. Asimismo, la eficiencia energética se aumenta gracias al aire acondicionado automático estándar de cuatro zonas de lujo que funciona con la bomba de calor y emplea el calor residual de los componentes de alta tensión.

En modo boost los motores trabajan juntos para ofrecer una aceleración de cero a 100 km/h en 4,9 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h regulada electrónicamente. 

Equipado con asistente de eficiencia de última generación

En el interior del Audi A8 L 60 TFSI e quattro  la softkey “EV” permite ajustar la interacción de los dos motores.

El modo “EV” permite conducir con energía puramente eléctrica. El modo híbrido ofrece dos modos de funcionamiento: el Auto se esfuerza por conducir lo más lejos posible con energía eléctrica y el modo Hold mantiene la carga de la batería en un nivel estable mediante la recuperación de energía.

El  A8 L 60 TFSI e quattro también ofrece la posibilidad de elegir el modo de conducción a través del sistema Audi drive select y elegir entre los modos: «confort», «eficiencia», «auto» y «dinámico», gracias a los cuales el conductor puede seleccionar la configuración del accionamiento, la suspensión neumática y la dirección. 

En el nuevo Audi A8 L 60 TFSI e quattro todo gira entorno al mismo objetivo: optimizar el confort de la conducción y el consumo de energía para reducir al mínimo las emisiones de CO2.

El Audi A8 L 60 TFSI e quattro** está equipado de serie con un sonido electrónico sintético para alertar a los peatones y ciclistas en el tráfico urbano.

Elegancia por los cuatro costados

El  Audi A8 L 60 TFSI e quattro** cuenta con un elegante diseño exterior que incorpora una serie de características que anuncian el carácter sedán de lujo con propulsión híbrida.

Destacan los bordes exteriores cinco segmentos horizontales de luz diurna, el acabado cromado en el parachoques delantero e incrustaciones cromadas en los tiradores de las puertas. En la parte trasera, un difusor continuo y un cierre cromado son los encargados de darle personalidad. El Audi A8 L 60 TFSI e quattro** incluye de serie unas exclusivas ruedas de aluminio de 19 pulgadas con diseño de turbina de 5 brazos.

El interior del Audi A8 L 60 TFSI e quattro** se presenta amplio aportando un ambiente relajado que promete máxima comodidad. El asiento más lujoso se encuentra en el lado del pasajero en la parte trasera: un asiento de relajación opcional con muchos ajustes posibles y un reposapiés con calefacción con función de masaje de pies.

Habrá que esperar hasta finales de 2019 para poder contemplar en vivo el nuevo sedán de Audi, que reafirma con este lanzamiento su estrategia orientada completamente a la electrificación.