Aprovechando el Salón Internacional de Las Vegas, Ford nos acaba de sorprender con la presentación de un prototipo de los que quitan el hipo: el Mustang Lithium, una bestia eléctrica de más de 900 CV con transmisión manual.

Aunque se trata de un prototipo creado por Ford y Webasto con el objetivo de probar diferentes tecnologías y, por desgracia, es poco probable que se comercialice, el Mustang Lithium es una demostración de que los coches eléctricos también pueden ser deportivos.

Mustang Lithium

100% eléctrico, 100% manual

El Mustang Lithium consigue reunir lo mejor de los coches eléctricos y lo mejor de los vehículos convencionales: una conducción dinámica con una impresionante aceleración gracias al cambio manual de 6 velocidades y cero emisiones. En cristiano, 900 CV de potencia y 1.355 Nm de par que elevan el rendimiento de los coches eléctricos al máximo nivel.

En su interior, el Mustang Lithium  esconde un motor eléctrico de doble núcleo Phi-Power y unos inversores de doble potencia, alimentados por un sistema de baterías Webasto de 800 voltios con tecnología EVDrive que elevan este coche eléctrico a la máxima potencia permitiendo al conductor vivir una experiencia de conducción de lo más dinámica.

Para sacar el máximo partido a cada situación, el Mustang Lithium ofrece tres modos de conducción: Valet, Sport, Track and Beast que el conductor puede seleccionar a través de la pantalla táctil.

Para sorpresa de todos, el Mustang Lithium dispone de cambio manual, combina la típica caja Getrag de 6 velocidades de Ford con el propulsor eléctrico.

Mustang Lithium

Carácter Mustang

Bajo el capó, el Mustang Lithium se ha renovado completamente pero por fuera, sigue manteniendo su esencia. La versión eléctrica del Mustang incluye electrizantes de fibra de carbono especialmente creados para la ocasión que le otorgan un elegante aspecto.

La elección de este material no es casualidad, es la forma de crear un coche más ligero y potente, cualidades que convierten al Mustang Lithium en un modelo especial gracias elevando al máximo su potencia.

En el frontal luce una parrilla específica, llantas multirradio de grandes dimensiones, pinzas de freno pintadas en color azul, taloneras y guardabarros específicos reflejan ese carácter de coche eléctrico. En el interior, distintos elementos en color azul se encargan de resaltar su carácter eléctrico.

Es una pena que el Mustang Lithium tan solo sea un prototipo. Habrá que conformarse con el SUV eléctrico inspirado en el Mustang que sí verá la luz o tener confianza en que en un futuro el Mustang eléctrico pueda dominar la carretera.

Mustang Lithium