La espera ha sido larga y, por fin, después de 55 años, la familia Mustang se ha ampliado con la presentación del nuevo Ford Mustang Mach-E, un coche completamente eléctrico que ha sido presentado de forma oficial en el Salón del Automóvil de Los Ángeles.

Al contrario que el Ford Mustang Lithium, el cual se concibió como un prototipo, esta vez sí podremos contemplar el Ford Mustang Mach-E en plena carretera, aunque para ello tengamos que esperar.

SUV eléctrico inspirado en un icónico muscle car

Con un aspecto inspirado claramente en el clásico Mustang, el nuevo Ford Mustang Mach-E es un SUV 100% eléctrico que ofrece un amplio espacio interior además de un completo equipamiento y elevadas prestaciones.

Con una elegante silueta y musculosas curvas, el Ford Mustang Mach-E ofrece una estimulante experiencia de conducción gracias a una potencia de 337 CV y un par de 565 Nm2 que se eleva a  465CV y 830 Nm de par en la versión GT. Equipado con una batería de autonomía extendida y tracción trasera, el Ford Mustang Mach-E cuenta con una autonomía de nada menos que 600 kilómetros, lo que lo convierte en uno de los coches eléctricos más emocionantes creado hasta la fecha.

Ford Mustang Mach-E

Altas prestaciones para una conducción electrizante

El Mustang Mach-E cuenta con tres opciones de conducción que ofrecen una dinámica de conducción precisa y única. Además, para elevar la experiencia a bordo, ofrece una capacidad de respuesta personalizada, controles de dirección deportivos, iluminación ambiental y animaciones dinámicas directamente vinculadas con el comportamiento de conducción. Todo ello se traduce en una experiencia única que conserva la increíble sensación de libertad del Mustang.

Equipado con un nuevo sistema de tracción total Mach-E 4X aplica un par independiente a los ejes delantero y trasero ofreciendo una aceleración impresionante y un mejor manejo del modelo de tracción trasera. 

Unas nuevas pinzas de freno de aluminio Flexira de Brembo, que mantienen la funcionalidad de una pinza fija al tiempo que se diseñan con las dimensiones de una pinza flotante, equipan el Mustang Mach-E. La versión GT, está equipada con sistema de amortiguación MagneRide, una tecnología de suspensión adaptable que permite a los conductores abrazar la carretera mientras proporcionan una conducción emocionante.

Experiencia Mustang

La arquitectura completamente eléctrica no impide que el Ford Mustang Mach-E sea fiel al icónico pony car.

En su exterior, luce los elementos distintivos tan característicos de Mustang: su capó largo y potente, su diseño trasero, sus atrevidos faros delanteros y sus distintivos faros traseros tribarra. 

El diseño y la ingeniería inteligente ofrecen una sensación de amplitud en los asientos traseros y un amplio espacio de carga gracias a que las baterías se han ubicado en la parte inferior del chasis. Bajo el capó, el Mustang Mach-E oculta una pequeña sorpresa: una unidad de almacenamiento frontal de maletero drenable.

Por el momento, habrá que esperar hasta finales de 2020 para conducir el nuevo Mustang Mach-E del que podremos elegir cinco versiones con un precio de partida que, en EEUU, será de 43.895 dólares.