BMW reafirma su papel en la era de la movilidad con el nuevo BMW i4, su lanzamiento es toda una declaración de intenciones: disfrutar de una conducción deportiva sin emisiones, es posible.

Tecnología BMW eDrive para una conducción dinámica, eficiente y optimizada

El futuro de la marca dentro de la movilidad eléctrica está asegurado gracias a la tecnología BMW eDrive de quinta generación, una innovadora tecnología cuya misión es proporcionar al nuevo modelo de BMW unas prestaciones deportivas además de una conducción libre de emisiones.

Equipado con un motor eléctrico especialmente desarrollado para el BMW i4, ofrece una 

potencia máxima de unos 390 kW/530 CV, una respuesta instantánea así como un sobresaliente rendimiento y alta eficiencia. No hay que olvidar que el BMW i4 ofrece unos, nada despreciables, 600 kilómetros de autonomía.

Con una forma plana y dividida en celdas, la batería del nuevo BMW eléctrico posee una capacidad de carga de hasta 150 kW, lo que se traduce en que la batería se puede cargar hasta el 80% de su capacidad en tan solo 35 minutos, consiguiendo así una autonomía de 100 kilómetros.

BMW i4,un Gran Coupé con un gran rendimiento

Además de por su diseño deportivo y elegante, el BMW i4 se caracteriza por un rendimiento impresionante: consigue acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4 segundos. No hay que olvidar que es un modelo completamente eléctrico que ofrece una conducción totalmente libre de cualquier tipo de emisiones.

La arquitectura del nuevo BMW i4 en el que la batería plana, situada en la parte inferior, y la tecnología compacta de propulsión le ayudan a adoptar un diseño dinámico en su exterior y un habitáculo espacioso para los pasajeros, convirtiéndose así en un coche apto para el día a día pero también para trayectos largos.

Poco más sabemos sobre el nuevo BMW i4, el cual no se comenzará a producir hasta 2021. 

De lo que sí, parece ser, que tenemos certeza es que una conducción deportiva y libre de emisiones, sí será posible.